Un desafío al pie del avión

(Foto: Noticias Argentinas).

Alberto Fernández llegó este jueves a Francia para participar del Foro de París por la Paz y mantener un encuentro con Emmanuel Macron; desde allí se trasladará a Indonesia para ser parte de la cumbre del Grupo de los 20. Temas como la guerra en Ucrania, la sorprendente retirada rusa de la estratégica ciudad de Jersón, la reconversión energética europea, el cambio climático y la crisis inflacionaria internacional serán bálsamos para él en comparación con la interna feroz que deja atrás. Finalmente se confirmó que su regreso se producirá el jueves 17, Día de la Militancia, lo que le permitirá escuchar lo que diga Cristina Fernández de Kirchner y, acaso, una nueva detonación en el perforado Frente de Todos.

Antes de partir, el Presidente prorrogó por decreto las sesiones ordinarias del Congreso hasta el 30 de diciembre para dar tiempo a que se traten temas de interés del Poder Ejecutivo como el impuesto a la renta inesperada, la ley agroindustrial y el compre argentino. A propósito de la renta inesperada, ¿Fernández volvió a hablar con el autor de esa iniciativa, Martín Guzmán, quien se muestra muy activo en estos días?

La prórroga de las sesiones ordinarias es importante en cuanto a la agenda legislativa y también en cuanto al método seleccionado. A diferencia de un llamado a sesiones extraordinarias, lo hecho por el jefe de Estado permite un tratamiento libre de temas, no acotado a un listado específico. Así, el ambiente político se llenó otra vez de suspicacias: ¿volverá a la carga un sector del oficialismo con la suspensión de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO)?

Gabriela Pepe nos informa en Letra P que “en el horizonte oficial no figura poner sobre la mesa el proyecto presentado por un grupo de diputados aliados del Frente de Todos” para cancelar las primarias. Le creemos, desde ya. ¿Por qué, entonces, vuelve el runrún entre quienes miran debajo del agua? Sale una hipótesis…

De haber llamado a extraordinarias, Fernández debería haber fijado un temario y decidido si la cuestión de las PASO era o no parte de él. Al haber optado por el camino alternativo deja el asunto en manos de las espadas legislativas del Frente de Todos. El mensaje tiene como destinatarios a los otrora jóvenes de La Cámpora.

Recordemos que el ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroquelo había zamarreado el martes al atribuirle desinterés por ganar las elecciones del año próximo, esto es por no haber empujado la suspensión de las PASO, algo que ciertos sectores imaginan como la clave para que quienes no piensan a votar al Frente de Todos lo hagan de cualquier forma.

La realidad es que la llave para que esa iniciativa prospere no la tiene el mandatario, sino la capacidad del cristinismo de conseguir aliados en la Cámara de Diputados. El más importante para la cuestión, Javier Milei, ya avisó que no va a meterse en temas de “la casta” y le sacó el culo a la jeringa. Al no limitar la agenda de temas, Fernández no sabe/no contesta sobre el tema e invita a sus enemigos íntimos a que hagan el intento… si es que les da el cuero.

(Nota publicada en Letra P).