Roto el encantamiento del mercado, la apertura del dólar atormenta al Gobierno

El resultado de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), que otorgó un categórico triunfo a Alberto Fernández y parece condenar a Mauricio Macri a la derrota en octubre, se hará sentir duramente este lunes en el mercado financiero, con renovadas presiones sobre el peso, los bonos de la deuda pública y las acciones de las principales empresas. Pero si los datos finales del escrutinio confirman que el candidato del Frente de Todos ya está o incluso supera el 45% que necesitaría para evitarse un ballotagela caída se producirá incluso desde más arriba, dada la euforia que se apoderó de los agentes el último viernes, cuando la antojadiza perspectiva de un triunfo apretado del Presidente derivó en un rally de la Bolsa del 7,8%.

Un botón de muestra: entidades que operan 24 horas rápidamente salieron a ofrecer el billete verde a $ 48,50.

El escenario que se configura es el que más temían el Gobierno y sus estrategas, Marcos Peña y Jaime Durán Barba, ya que las PASO de este domingo pueden tener un efecto político pro cíclico mayor que cualquiera de las anteriores. Si la demanda de dólares se desboca por el temor a un ahora probable regreso del kirchnerismo y obliga al Banco Central a optar entre convalidar subas fuertes de la cotización o quemar aceleradamente sus reservas (en gran medida prestadas), si el riesgo país va incluso más allá de los ya estratosféricos 860 puntos básicos actuales y si las acciones se derrumban, la gobernabilidad financiera quedará en entredicho y puede provocar una consolidación todavía mayor del voto por el Frente de Todos.  La remontada épica de 2015, que el oficialismo evocará todo el tiempo en los próximos días, no parece un modelo aplicable a la nueva situación. 

Leandro Ziccarelli, coordinador del Observatorio Monetario-Financiero del CEPA (Centro de Economía Política Argentina), anticipó en diálogo con Letra P que el de este lunes “va a ser un día tremendo. Si se confirma que Alberto está en alrededor del 45%, se va a venir una corrección importante y veremos cómo reacciona el Banco Central. Llegó la hora de testear en serio el modelo”.

“Vamos a tener un día tremendo. Llegó la hora de testear en serio el modelo”, dijo Leandro Ziccarelli.

“Si venden dólares, el target de base monetaria se sigue alejando (de lo negociado con el FMI). Así, van a tener que poner las tasas (de las Leliq) arriba del 70% o no cumplir el target“, añadió. “Nosotros venimos advirtiendo que esto podía pasar, que el modelo es muy vulnerable y viene acumulando inconsistencias”, recordó el hombre del CEPA.

Christian Buteler, analista financiero, calificó la situación que se abre de “terrible”. “Vimos unos números demoledores” a favor de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner y “la jornada de mañana (por este lunes) será muy difícil”.

“El Banco Central va a tener que intervenir con toda su fuerza y sus herramientas para contener y suavizar los movimientos del tipo de cambio, pero en lo que es acciones y bonos no hay salvaguarda”, añadió. “Lo que pasó el viernes (el rally basado en encuestas erróneas) fue una irresponsabilidad”, remató.

Santiago López Alfaro, de Delphos Investment, le dijo a este portal que “nosotros fuimos los únicos que decíamos que el Gobierno estaba seis o siete puntos abajo y algunos nos decían pavadas por eso. En el escenario que preveíamos, que tampoco era este, les recomendábamos a todos nuestros clientes estar totalmente dolarizados y no tener nada de riesgo argentino”. “Este es un escenario todavía peor. No hay que apurarse a comprar activos argentinos hasta que se estabilicen, porque los bonos y las acciones van a bajar fuerte, mientras que el dólar va a subir hasta el momento en que el Banco Central se ponga los pantalones largos y trate de pararlo”.

Gustavo Neffa, socio y director de Research for Traders, le explicó a este medio que “la incógnita y pregunta obligada es a cuánto cotizará el dólar desde este lunes. Dependerá de cuánto dolarizarán sus portafolios en la semana los argentinos y en qué medida los inversores extranjeros querrán cubrirse vendiendo posiciones de carry trade. Ciertamente este resultado les da un motivo para vender y enfrentar un escenario peor de lo que estaba descontado en los precios al cierre del viernes”.

Otros no quisieron hablar en on, pero admitieron igualmente que las preocupaciones desde ahora serán más básicas y acuciantes. Un trader con contacto fluido con inversores del exterior le dijo a Letra P que “el Gobierno debiera dar un mensaje contundente para asegurar la gobernabilidad de acá a octubre”.

“Hay alta volatilidad asegurada”, agregó. “Vamos a tener presión en los bonos, riesgo país y el dólar. La lectura del resultado es muy mala para el Gobierno”, cerró.

(Nota publicada en Letra P).

Anuncios