El Banco Nación canceló el descuento de cheques a pymes

En el contexto de una jornada financiera muy negativa y de un incremento mayor de las tasas de interés vigentes en el mercado, el Banco Nación decidió ayer suspender las operaciones de descuento de cheques de pago diferido a sus clientes, le confirmó una fuente de la entidad a Letra P.

Asimismo, el titular del BNA, Javier González Fraga, ordenó dejar sin efecto la apertura de nuevas líneas de descuento por un plazo de 60 días.

“La decisión responde a la suba de tasas impuesta por el Banco Central”, le dijeron a Letra P, a la vez que explicaron que no hay plazos para su levantamiento.

La medida apunta al corazón del principal instrumento de las pequeñas y medianas empresas para la financiación cotidiana de sus operaciones. Además, teniendo en cuenta el tipo de clientes del banco y su extensión en todo el territorio del país, seguramente afectará de modo muy severo en el interior, incluso en las zonas agrícolas.

La tasa vigente para el descuento de cheques diferidos hasta ayer acababa de ser elevada del 20 al 27%, pero el Directorio de la entidad, la más grande del país, interpretó que la permanente suba de las tasas de interés de referencia por parte del Central no deja certezas suficientes para la fijación de una propia en ese segmento.

Un operador familiarizado con la operatoria dio otra interpretación en diálogo con este medio. “Lo que buscan es evitar que las empresas liquiden sus carteras de cheques y se pasen al dólar. No puede ser un problema de falta de fondos ni de temores de incobrabilidad, porque se trata de dinero que se recupera muy rápido, con plazos de alrededor de 30 días”, dijo.

En lo que respecta a la imposibilidad de abrir nuevas líneas para descuento de cheques, la misma consta en la Circular Reservada 0852/2018. “Atento a la nueva coyuntura económico-financiera y teniendo en cuenta que el Banco ha alcanzado el cupo máximo definido para esta operatoria, las máximas autoridades de la institución han decidido suspender transitoriamente la contabilización de nuevas operaciones por el plazo de 60 días o hasta nuevo aviso”, indica.

En tanto, los bancos privados están cobrando una tasa del 34% promedio a las empresas grandes y del 38% a las pymes. Estas subieron la semana pasada y  el lunes último fueron retocadas nuevamente, averiguó Letra P.

En tanto, en el mercado informal, que atiende a la llamada economía sumergida  en negro, los niveles de descuento se dispararon y realmente asustan. “Se pasó de un descuento de entre el 48 y el 60%, dependiendo del cliente, a uno del 60% al 80%, explicó esa fuente.

“Si estas tasas se mantienen, es probable que crezca mucho la cantidad de cheques rechazados por falta de fondos. Ese incremento del riesgo profundiza la suba de las tasas”, completó.

Por otra parte, la  entidad dejó sin efecto la línea de créditos hipotecarios que ofrecía a tasa fija, llamada Nación Tu Casa. La misma ofrecía una tasa del 17% anual para clientes del banco y del 19% para quienes no lo eran, pero fue también víctima del abrupto cambio de las condiciones del mercado de los últimos días. La explicación es equivalente a la anteriormente citada: la suba del precio del dinero decidida por la entidad que comanda Federico Sturzenegger, que dejó desactualizada la de esa línea de crédito.

Desde ahora, solo continuará ofreciendo préstamos hipotecarios del sistema UVA, atados a la inflación.

El Banco Nación viene otorgó el año pasado el 43% de los créditos bajo dicha modalidad.

Anuncios