Hawk Newsome (Black Lives Matter): “Votamos por un superhéroe, pero solo conseguimos un hombre”

Nueva York – Los casos de gatillo fácil contra la población negra tienen una larga tradición en este país. Pero que ni siquiera los haya reducido la presencia en la Casa Blanca del primer presidente afroestadounidense de la historia es algo que mueve al asombro. El que hoy casi todo se grabe con un simple teléfono celular y que esas imágenes sean emitidas al mundo a través de las redes sociales no hizo más que ampliar una indignación ante un fenómeno prácticamente cotidiano.

El movimiento Black Lives Matter (“las vidas de los negros importan”) es hijo de esta realidad y tiene un protagonismo cada vez más visible en las protestas contra la brutalidad policial. ¿Quiénes son? ¿Cuál es su agenda? ¿Cómo se posicionan ante un presidente negro? ¿Cuál es para ellos el límite de la autodefensa? ¿Lo hay?

Hawk Newsome es el presidente de Black Lives Matter en Nueva York y citó a este enviado en una cigarrería del Bronx, a pocas cuadras del estadio de los Yankees. Alto y robusto, vestido de negro, con borceguíes y una larga chaqueta de cuero, recuerda en algún sentido el “look” de las panteras negras de los años 60. Abogado, aunque nunca practicó la profesión, lo suyo es el activismo político. Habano en mano, la conversación se dio en el subsuelo de ese local, donde todos parecen conocerlo.

“Nací un 4 de abril. Un 4 de abril, de otro año, fue asesinado Martin Luther King. También un 4 de abril murió Adam Clayton Powell, el primer afroestadounidense elegido para el Congreso y un luchador por la libertad. En la noche que nací, llovía tanto, y había tantos truenos y relámpagos que mi madre dijo que una fuerza diabólica estaba llegando al mundo (risas). ¿Hasta mis padres se conocieron en una marcha por los derechos civiles en el Bronx!”, se presenta Newsome.

A continuación los principales tramos de la entrevista que le concedió a Ámbito Financiero, a la que acudió acompañado por Jamel Davis (foto), director de organización de base de Black Lives Matter en esta ciudad.

Periodista: En lo que va del año se registraron casi 200 muertes de afroestadounidenses a manos de policías. ¿Cuál su primera reflexión?

Hawk Newsome: Lo que más me molesta es que un montón de gente en los Estados Unidos blancos actúa como si no pasara nada, aunque pero ven todo en sus teléfonos, en sus computadoras, en televisión. ¿Cómo eso no sacude sus conciencias? Por eso los culpo a ellos tanto como a la policía y a los políticos.

P.: ¿Por qué llama a no votar en la próxima elección presidencial? ¿Quedarse al margen no perjudica más a la población negra.

H. N.: Yo lancé personalmente esa campaña y luego otros miembros del movimiento se sumaron. Tenemos claro que el Republicano no es el partido de la población negra, pero aunque el Demócrata asegura serlo, no hace nada por nosotros. Siempre se ocupa primero de todos los demás, todos los otros tienen derechos antes que los negros. Ya estamos cansados de que jueguen con nosotros. El voto es una expresión de impotencia cuando uno lo regala. Te lo puedo dar, pero a cambio de algo.

P.: ¿Qué les genera Hillary Clinton?

H. N.: Fuimos a protestar en Filadelfia, cuando se hizo la Convención Nacional Demócrata, y algunos nos lo reprocharon. Hillary Clinton entonces prometió justicia para las familias de las víctimas, pero eso es hipócrita, porque ella fue parte de esta administración. Tenemos un presidente demócrata, negro, y aun así mucha gente sigue muriendo.

P.: Pero las fuerzas policiales a las que pertenecen los oficiales involucrados en esos asesinatos, lo mismo que el sistema judicial que debe investigar los casos, dependen de los estados. ¿En qué manera podría haber intervenido Barack Obama?

H. N.: Cuando un negro es asesinado por un oficial de policía, sus propios camaradas investigan el caso y la oficina del fiscal estadual lo investiga; es imposible que eso lleve a algo. Lo que necesitamos es que los casos pasen al nivel federal. El Presidente pude lograr lo que realmente desea lograr. Los republicanos se opusieron firmemente a su plan de salud, pero él lo hizo aprobar. Así que si realmente quisiera ayudarnos, habría llevado al Congreso un proyecto para que los casos de brutalidad policial y los cargos contra los oficiales involucrados sean investigados por el FBI y por la Oficina del Fiscal General. Debería haber forzado el tratamiento de ese tema. Pero parece que no fue algo tan importante para él. Amo a mi presidente, pero nos tomó como un apoyo que tenían asegurado.

P.: ¿En qué cambió la vida cotidiana de los afroestadounidenses después de ocho años de Gobierno de Barack Obama.

H. N.: Estadísticamente, el país está mejor, hay más empleo. Pero no veo esos empleos en la comunidad negra, que sigue sufriendo una desocupación mucho más alta que el promedio. Seguimos sufriendo con este presidente negro. Votamos por un superhéroe, pero lo que conseguimos fue un hombre.

P.: Él llamó a la comunidad negra a votar masivamente por la fórmula demócrata y dijo que si eso no ocurría, lo tomaría como un insulto personal. Pero el voto anticipado mostró un nivel bajo de participación afroestadounidense. ¿La causa es el desencanto?

H. N.: La participación fue muy baja. ¿Y sabés qué hice cuando me enteré? Me reí. Hay celebridades que nos dicen que hay que votar a Hillary, pero eso es una burla porque ella no cambió sus posiciones. Si dijera que va a llevar las investigaciones por brutalidad policial al nivel federal, yo personalmente salgo a la calle para hacer que la gente la vote. Pero leí su plataforma tres o cuatro veces y no veo nada que diga cómo va a impedir que nos sigan matando como a ciervos.

P.: ¿Sus métodos de protesta son exclusivamente pacíficos?

H. N.: Nosotros salimos a protestar. Soy un convencido de la desobediencia civil, pero la desobediencia civil en algún punto también requiere violar la ley. ¿Le decimos a la gente que lastime a los policías? No. Pero si un policía trata de lastimarte a vos o a tu familia, tenés que defenderte por todos los medios posibles. ¡Estoy cansado de ver morir a mi gente y nunca les voy a decir que se sienten a esperar que eso les pase!

P.: ¿Usan armas?

H. N.: Lo que hacemos es entrenarnos en autodefensa. Tenemos derecho a llevar armas. Soy un convencido de la Segunda Enmienda, porque si alguien nos ataca tenemos que estar en condiciones de defendernos. ¿Llevamos armas ilegalmente? No. Pero sí tenemos seguridad, gente para protegernos.

(Nota publicada en Ámbito Financiero).