La Argentina y los fondos buitres caldean el debate en Brasil

IMG-20140528-WA0017

Brasilia  – «No hubo ninguna moneda de cambio en la decisión de Brasil de actuar como amicus curiae de la Argentina ante la Corte Suprema de los Estados Unidos, ninguna. En ningún momento participé de una reunión en la que se planteó algo así, aclaró Marco Aurélio Garcia, asesor especial de la Presidencia de Brasil en temas internacionales, ante la pregunta de un diputado en el marco de una audiencia pública en Brasilia.

Se refirió de ese modo a especulaciones sobre un supuesto intercambio entre ese apoyo y presuntos beneficios que la Argentina daría a Brasil en el comercio bilateral. El tema sonó tan fuerte en este país que la Comisión de Relaciones Internacionales y Defensa Nacional de la Cámara de Diputados convocó a través del requerimiento 410/2014 a una audiencia pública, realizada el último miércoles en el Congreso, para la que se convocó como expositores a Garcia, uno de los funcionarios más influyentes en el Gobierno de Dilma Rousseff, y al autor de este artículo. Los opositores vincularon esos trascendidos con la última decisión de Standard & Poor’s de rebajar la calificación de la deuda soberana de Brasil, pero los diputados presentes se mostraron finalmente conformes con las explicaciones del funcionario.

El titular de esa comisión es el socialdemócrata Eduardo Barbosa (opositor). Hombre clave de la campaña del ascendente Aécio Neves, condujo hábilmente la audiencia de modo de evitar excesos. A quien esto escribe se le preguntó sobre la situación económica y política de nuestro país, especialmente en lo que hace a la carrera hacia las elecciones de 2015.

A la hora del interrogatorio, Marco Aurélio Garcia abundó en la fundamentación de la actitud tomada por Brasil en el juicio que los fondos buitre le realizan a la Argentina en Nueva York.

«Con la reestructuración de su deuda fue extremadamente importante para la Argentina, a la que le permitió una estabilidad razonable y un proceso de crecimiento muy grande en esos años. Sin ella, ninguna política, la que se siguió u otra alternativa, podría haber implementado», dijo. «Si hay una decisión judicial a favor (de los fondos buitre), no sería justo que una parte pequeña recibiera integralmente los montos iniciales mientras que la mayoría se debiera conformar con un pago inferior. Eso inviabilizaría al país», sostuvo.

Según él, «si Brasil tiene un interés muy grande en que todos los países de América del Sur tengan una situación económica equilibrada, qué decir de la Argentina. Todo lo que pase de bueno a la Argentina nos interesa y todo lo que ocurra de malo nos preocupa«, agregó. «La de la Argentina es una situación que podría atravesar cualquiera de nuestros países, por lo que consideramos que era muy importante presentarnos», remató.

(Nota publicada en Ámbito Financiero).